Dr. Karen Otazo
         Global Leadership Network ● Optimizing Executive Talent
 
  Global Leadership Network, Dr. Karen Otazo, Global Executive Coach, Global Leadership expert Inicio Global Leadership Network, Dr. Karen Otazo, Global Executive Coach, Global Leadership expert Artículos Global Leadership Network, Dr. Karen Otazo, Global Executive Coach, Global Leadership expert Pregúntele a la Dra. Karen Global Leadership Network, Dr. Karen Otazo, Global Executive Coach, Global Leadership expert Compromisos de discurso Global Leadership Network, Dr. Karen Otazo, Global Executive Coach, Global Leadership expert Contactar Global Leadership Network, Dr. Karen Otazo, Global Executive Coach, Global Leadership expert Ask Dr. Karen

Papeles de más responsabilidad requieren
más “amplitud de banda” mental

( La verdad, sobre como ser un líder, y nada más que la verdad )

El liderazgo es una mezcla compleja de responsabilidades y de rendir cuentas.  Para dirigir eficazmente, tienes que ser capaz de procesar grandes cantidades de información rápidamente y barajar múltiples tareas al mismo tiempo.  En términos informáticos, necesitas mayor “amplitud de banda”.

            Según uno va ascendiendo mas en liderazgo podría parecer que la velocidad de procesamiento se ralentiza.  Las mayores exigencias en un nuevo puesto podrían poner al descubierto áreas en las que tus habilidades no están desarrolladas completamente.  Esto no es de por si causa de alarma, sino un reto positivo al liderazgo.  El truco esta en tratar estas áreas inmediatamente, antes de que roben amplitud de banda mental de las otras partes vitales de tu trabajo.

Las siguientes siete áreas requieren tu atención constante:

1.      Tus hábitos personales de trabajo, que incluirían el tomar nota de peticiones, los compromisos, las reuniones; tu horario y el seguimiento a tu equipo y a otras personas.

2.      Tu humor personal y control del estrés.  El humor, estando en una posición alta afecta a muchas otras personas.  Como líder, necesitas hacer todo lo que esté en tus manos para responder objetivamente a las muchas demandas impuestas en tu tiempo y en tus opiniones  para que el estrés no se extienda por toda la organización.

3.      Tu Infraestructura de liderazgo y sistemas, lo que incluye cómo controlar los presupuestos; tus empleados mas cercanos; las funciones de apoyo de la organización, tales como finanzas, recursos humanos o los sistemas informáticos; y finalmente la parte operativa de la organización, como las ventas, el mercadeo y la producción en si.

4.      Tu visión y estrategia.  Éstas necesitan desarrollarse con el tiempo para que lleven consigo una claridad y riqueza que estimule a otros a que se dirijan en esa misma dirección.  Mientras que la administración trata de eliminar los obstáculos que se encuentren en el camino, el liderazgo requiere de ti que traces el mapa para que los demás sigan adelante.

5.      La relación con tu equipo de liderazgo.  Las buenas relaciones de trabajo son la forma más efectiva de implementar las órdenes del líder.

6.     La relación con tus colegas.  Éstas afectan directamente la buena voluntad y la confianza, características estas dos vitales, para trabajar eficazmente.  “Atraviesa” por así decirlo los espacios en blanco del organigrama de la empresa comunicándote con otros y manteniéndolos informados.

7.     La relación con tu jefe, tanto si es un consejo de administración, una “matriz” de jefes o sólo uno, es crucial para el éxito.  (Pero no más importante que cualquiera de las otras áreas que acabo de exponer, así que…, ¡ten cuidado de no caer en la tentación de atender a tu(s) jefe(s) por encima de cualquier otra cosa!)

La inhabilidad de enfocarte en reuniones, frustrarte fácilmente, no hacer buen seguimiento de los temas o hacer caso omiso de los “jugadores clave”, son señales de que estás abrumado con tu trabajo y de que tu amplitud de banda necesita atención.

             La forma más fácil de ensanchar tu banda es fortalecer tus estructuras de apoyo.  ¿Puedes nombrar a alguien como tu “Segundo de abordo”?  Tener esta persona, más conocida como tu “2IC” [por sus siglas en inglés, “second in command”] no sólo es importante, sino una gran oportunidad de aprendizaje para este subordinado directo.

            Pero, no incurras en el mismo error que cometió aquel líder que selecciono un gerente de negocio varios niveles por debajo de él.  El gerente en cuestión lo pasaba fatal dando reportes por su jefe en situaciones que estaban muy por encima de su capacidad, con consecuencias negativas.  Es vital para tu propia credibilidad que la gente que utilices sea la más indicada para la posición.

            Recuerda que todas las áreas en el papel de líder necesitan atención.  Las áreas descuidadas serán inevitablemente un tropiezo cuando las exigencias de tu nueva posición pongan a prueba tu amplitud de banda.

¿Qué usted pensó de este artículo? ¡La Dra. Karen aprecia su opinión!
 

 
 

Global Leadership Network, Inc.- Recursos para el entrenamiento del liderazgo global del ejecutivo por la Dra. Karen Otazo
© 2006 Global Leadership Network Corp.


Condiciones de uso 
|  Declaración de privacidad  | 
Mapa

Desarrollada por  Consetta Web Solutions LLC


 

View Dr.Karen Otazo's profile on LinkedIn